Catedral de Santa María

Para inaugurar la sección de CulturízaTe nos ha parecido que hablar de la Catedral de Santa María, más conocida como La Catedral Vieja (para los vitorianos), era la mejor manera.

Si os fijáis en la foto que hemos establecido como cabecera del blog aparecen las 4 torres: Catedral de Santa María, Iglesia de San Miguel Arcángel, Iglesia de San Pedro Apostol y la Iglesia de San Vicente Mártir.

En la catedral encontramos la llave de los orígenes de Vitoria-Gasteiz, ya que bajo los pilares góticos de ella se han encontrado restos de la antigua aldea de Gasteiz. Se han documentado restos del siglo VIII d.c.

El conjunto catedralicio de Vitoria se encuentra enclavado en la parte más alta del promontorio en que se asentó la primitiva Gasteiz que da origen a la ciudad, y dentro del espacio delimitado por su primer recinto amurallado.

Es en el año 700 d.c. cuando en la colina de la ciudad actual se asientan los primeros pobladores en una primitiva aldea llamada Gastheiz.

Este hecho es desconocido todavía para muchos ciudadanos vitorianos, aún existe quien piensa que Gasteiz es la traducción al euskera del nombre de Vitoria. Al estar unida la historia de la catedral a los orígenes de nuestra ciudad y su nombre, nos gustaría aportar algunas pinceladas sobre el nombre de la ciudad.

Existen estudios sobre ello, y cada vez que se aportan datos abalados por diferentes investigadores, se genera debate sobre el origen del nombre. Nuestra intención es meramente informativa. Según Enrique Knörr y Elena Martínez de Madina en el libro que publicaron “Toponimia de Vitoria I” (Euskaltzaindia 2009), afirman que el nombre originario de nuestra ciudad es Gastheiz. Ese era el nombre de la ciudad en el siglo VIII d.c, y se recogió por primera vez en 1025, en el monasterio de San Millán de la Cogolla, concretamente en un documento que se llamaba “Reja de Álava”. El nombre cambia cuando el rey navarro Sancho VI el Sabio se asentó en la ciudad en 1181, al fundar la villa la llamó Nova Victoria. A partir de esa fecha el nombre de Gastheiz cayó en desuso.

Dicho esto, pasaremos a hablar propiamente de la catedral.

La catedral ha estado “Abierta por obras”, las obras de restauración de la catedral, que comenzaron en 1994 y han durado hasta el verano de 2014,  han aportado muchísima información, y gracias a todo lo investigado, se puede afirmar que en el siglo VIII d.c. existía un asentamiento campesino con una arquitectura construida con materiales efímeros (postes de madera, cubiertas de paja…), y que la evolución les llevó a la piedra. Se sabe que la muralla se construye a mediados del siglo XI, es decir, que ya existía una muralla de grandes dimensiones un siglo antes, por lo menos, de que Sancho el Sabio le concediera la carta de población en 1181.

Restos de la muralla

Tramo de la muralla

Los restos del primer templo estaban adosados a esa primera muralla, los paños más antiguos que se conservan en pie habían pasado desapercibidos, y son los que cierran por el norte el actual pórtico. Integrado en este paño se encuentra la primera gran puerta de acceso a la ciudad (o lo que queda de su jamba derecha), la más antigua de las conservadas, y que se puede ver desde el cantón de Santa María.

Si queréis investigar por vuestra cuenta, toda esta información ha quedado recogida en la obra de seis tomos con las firmas del catedrático Agustín Azkarate y el arqueólogo José Luis Solaun, ‘Arqueología e historia de una ciudad. Los orígenes de Vitoria-Gasteiz’.  Ese es el título de los dos primeros libros que se encuentran ya a la venta.

En palabras de Agustín Azkarate, Catedrático de Arqueología de la Universidad del País Vasco, la catedral no es quizás, en criterios estéticos de Historia del Arte, una catedral equiparable a otras grandes catedrales europeas, pero:

Tiene la virtud de ser un edificio construido sobre otros edificios, que empezó a tener problemas de estabilidad desde el momento que se termina en el siglo XV. En el subsuelo de la Catedral la primera iglesia que conocemos es del siglo XI, pero no es la única, porque hay otra de los siglos XII-XIII. En lugar de ser derribada como ha ocurrido en otros lugares, hubo un empeño por parte de la ciudadanía de mantenerla en pie. El resultado final ha sido una arquitectura torturada, complejísima, con petachos, vendas, escayolas y muletas por todas partes. De manera que siendo un edificio formalmente no de primera línea, es arquitectónicamente, y desde el punto de vista de la historia constructiva, un edificio riquísimo e interesantísimo para el conocimiento de la historia de la ciudad y de la evolución de las técnicas constructivas.


Ese primer templo dará paso a lo que hoy día conocemos como la catedral de Santa María pero previamente debemos de conocer algunos datos:

En el año 1200 el rey castellano Alfonso VIII tomó la ciudad. Dos años más tarde, en 1202, se produce un incendio en la ciudad y es a raiz de ese incendio cuando el monarca emprende una reconstrucción urbanística. Fruto de esa reconstrucción urbanística fue la Iglesia de Santa María, que nació con el objetivo de servir de perímetro defensivo amurallado a la renaciente ciudad.

Durante el reinado de Alfonso X (1252-1284), el templo será modificado, principalmente en su interior. Se selló la cripta y se procedió al revestimiento de los muros interiores. Durante la segunda mitad del siglo XIII y todo el siglo XIV se procedió a dotar al templo del aspecto gótico que presenta en la actualidad.

El proyecto se realizó en dos fases. En la primera fase se forró con sillería las paredes de mampostería, aunque a primera vista nos parezcan sillares. Si visitáis la catedral podréis ver como han dejado un hueco de ese revestimiento para ver la mampostería que existía debajo.

Sillería que cubre la mampostería.

Sillería que cubre la mampostería.

A la vez se abrieron ventanas en los absidiolos y en las capillas rectangulares contiguas a estos y se abovedó los techos de los absidiolos y la girola. Se acabó de construir la parte del paño occidental del crucero sur y nave de la epístola y se realizaron los pilares de separación entre las naves hasta el tramo segundo.

En la segunda fase, comenzada después de un tiempo de la primera y realizada por diferentes artesanos y con diferentes técnicas, se cierra el perímetro del templo levantando la portada de Santa Ana, levantan la capilla de Santiago, construyen el triforio en su zona central y realizan las bóvedas con materiales ligeros. Aún sin terminar la construcción la iglesia queda abierta al culto, suponiéndose que las bóvedas altas serían de madera.

El 14 de febrero de 1498 la parroquia se convierte en Colegiata tras la bula del 7 de octubre de 1496 que trasladaba la Colegiata de Armentia a Vitoria. Este traslado obedecía a la operación que la oligarquía de Vitoria realizó para prestigiar la ciudad. De esta forma Santa María pasa a ser Iglesia Colegial y centro eclesiástico del territorio.

Al elevarse la categoría del templo se comienzan a realizar reformas y actuaciones de embellecimiento del mismo. Desde finales del siglo XV y durante todo el XVI de realizan diferentes actuaciones; se construye la torre, el coro y las capillas de San Juan y de la Imacualda Concepción, así como los altares del Cristo, San Roque, San Marcos, San Prudencio, la Piedad, San Bartolomé, San José… y sepulcros como los de las familias de Ortiz de Caicedo, Cristóbal Martínez de Alegría y Martín Sáez de Salinas.

Sepulcro

Sepulcro

Sepulcro

Sepulcro

En el siglo XVI se termina la parte alta del edificio, se cubren las nuevas construcciones con bóvedas de piedra y se cambián las bóvedas ligueras de los tramos viejos también por bóvedas de piedra. Para ello se precisa de la construcción de contrafuertes y arbotantes exteriores.

Estas actuaciones, que cambiaron radicalmente los equilibrios de fuerzas del edificio, fueron el origen de los problemas estructurales que acompañaron al mismo en su larga historia.

Cubierta en la catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz

Estado actual tras la restauración.

Es en 1862 cuando adquiere la categoría de catedral, con el nacimiento de la diócesis de Vitoria.

Nuestra catedral es una catedral gótica de planta de cruz latina, con tres naves, la central de mayor altura que las laterales, y cubiertas con bóvedas de crucería, con amplio transepto y cabecera. En su interior tiene cuatro capillas rectangulares y una girola a la que se abren otras tres capillas poligonales.

Planta de cruz latina

Planta de la Catedral de Santa María.

La restauracion de la catedral ha sido un proceso laborioso y la mejor manera de ver sus resultados es acercándoos a visitarla. Nosotras os recomendamos la experiencia, si sois de Vitoria creemos que es una visita obligada, ya que no podemos saber quiénes somos sin conocer de dónde venimos. Si no sois de la ciudad pero tenéis ganas de conocerla, os recomendamos que os dirijáis directamente al centro de acogida al visitanteallí os informarán de todo lo interesante, de las visitas de distinto recorrido que podéis realizar visitando la catedral, la catedral más la torre …

La visita da comienzo en la parte más tosca, arquitectónicamente hablando, justo al salir del centro de acogida nos topamos con el resto de la muralla que citábamos unas líneas más arriba, durante el recorrido descubriréis cosas tan interesantes como los problemas de humedades que existieron desde sus inicios, dada su ubicación en una colina inclinada, los “arcos del miedo” o los más de 1000 restos óseos que afloraron en la restauración y sus trabajos arqueológicos, entre otras muchas cosas. Si la visita que elegís es la de ver sólo la catedral, gozaréis de las vistas espectaculares que se pueden ver desde el Paso de Ronda, que antiguamente sirvió para que sus pobladores vigilasen al enemigo, entre otras cosas.

O quizás tengáis la suerte de ver algún ensayo de alguna de las múltiples actividades que actualmente se llevan a cabo en la catedral, gracias a la inestimable labor de La Fundación Catedral de Santa María, nosotras pudimos escuchar al coro gospel “Song for my father” mientras recorriamos el estrecho triforio y luego más relajadamente desde el coro. Toda una experiencia.

El recorrido concluye en el pórtico, que bien merece mención aparte. La portada del pórtico Santa María está considerada como una de las mejores manifestaciones de la plástica peninsular del siglo XIV. La portada está realizada según un esquema de fachada tripartita. En el portal izquierdo se aprecia en su tímpano escenas de la vida de San Gil (estudios iconográficos actuales ponen en duda esta afirmación). En el portal central se relata la vida de la Virgen. El registro central trata de la Ascensión, Pentecostés, el viaje de los apóstoles y la muerte de María y se remata con la escena de la coronación de la Virgen por su hijo. El tímpano de este portal está ocupado por una imagen de la Virgen con el niño del siglo XV.

Portal Central, vida de la virgen.

Pórtico de la Catedral de Santa María, portal central.

Y en el portal derecho se muestra el juicio final. En él se puede observar a San Miguel pesando las almas, las cuales se dirigen, bien a la puerta de la Gloria o al cortejo del infierno. Para ampliar información sobre el estudio iconográfico del pórtico, contáis con una publicación del catedrático de Historia del Arte, Jesús María González de Zarate :

Catedral de Santa María (de) Vitoria. Iconografía de sus tímpanos. Diario de peregrinos: Sergio da Fulda y Bernardo il Bolognese.

Dicha publicación la podéis adquirir en el Centro de Acogida al Visitante o en la librería Elkar.

Si no sois de Vitoria-Gasteiz y hemos conseguido despertad vuestro interés para visitar la Catedral, podéis ospedaros en el Albergue de la Catedral que se encuentra a escasos metros del templo.

La visita a la Catedral Vieja es muy recomendable, tanto para aquellos que vengáis a conocer nuestra ciudad, como para los propios vitorianos y alaveses, ya que es un recorrido ameno y en el que podréis aprender mucho de los orígenes de la almendra medieval que dio origen a Vitoria-Gasteiz, ciudad de la que poco a poco os iremos descubriendo más rincones entrañables.

 

Post elaborado por Amaia Beitia Mayora para DVAM.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s