Siguiéndole la corriente al Zadorra

El río Zadorra enmarca el límite de la ciudad de Vitoria-Gasteiz por su parte norte y noroeste. Es un río con un caudal en torno a los 14 metros cúbicos por segundo, que aumentan exponencialmente en condiciones de riadas, época de lluvias y deshielos, causando estragos en las poblaciones ribereñas.

Ribera del Zadorra

Ribera del Zadorra

Nace en el puerto de Opakua y desemboca su caudal en el río Ebro, pasando antes por el embalse de Ullibarri-Gamboa, lugar elegido por muchos vitorianos y alaveses para disfrutar de las tardes de verano junto al agua del embalse.

Ahora en primavera el Zadorra nos muestra unas orillas cubiertas de vegetación verde, donde es posible divisar aves acuáticas con un poco de suerte. De cualquier forma, decantarse por pasear junto al Zadorra en el tramo que discurre paralelo al Anillo Verde es una buena manera de pasear por la naturaleza, sin necesidad de alejarse demasiado de la ciudad.

Hoy os mostramos un tramo del paseo que discurre por la orilla izquierda del río, concretamente entre Ibaiondo y Gobeo. Desde el camino de gravilla se puede contemplar parte de la Llanada Alavesa, y apreciar cómo el Zadorra actúa de frontera entre la ciudad y el campo, entre el paisaje urbano y el paisaje rural. Es un recorrido que no excede de una hora de duración a pie, y apto para realizarlo también con carritos de niños o con bicis, a pesar de algún que otro desnivel en el que habrá que echar el pie a tierra.

Hacia la mitad del trayecto nos encontramos con un cartel que localiza el emplazamiento original de la ya desaparecida ermita de San Miguel de Atxa, que da nombre a la colina y los aledaños en los que se asienta.

Ruinas de la ermita de San Miguel de Atxa

Ruinas de la ermita de San Miguel de Atxa

Un poco más adelante, en lo alto de la susodicha colina, contemplamos lo que en su día fue un poblado de la Edad de Hierro y más tarde campamento romano, yacimiento denominado como poblado de Atxa. Desde la perspectiva que nos proporciona el altozano, la vista abarca por completo la extensión de la excavación arqueológica.

Yacimiento arqueológico de Atxa

Yacimiento Atxa

Antes de alcanzar el final del recorrido, nos topamos con un mirador sobre el río, desde el cual se puede avistar un recodo del Zadorra y, quizá con un poco de suerte, descubrir algún pato nadando en la corriente.

Acceso al mirador Mirador sobre el Zadorra El Zadorra desde el mirador Río Zadorra

Si seguimos avanzando en dirección suroeste, enseguida divisaremos el pueblo de Gobeo, donde podremos pasear por sus calles y contemplar la torre de su iglesia, o recovecos más escondidos, con casas bajas llenas de flores y de aperos de labranza.

Corral en Gobeo Casa en Gobeo Iglesia de Gobeo

Si os habéis quedado con ganas de más, este recorrido también permite alcanzar a pie los pueblos de Lopidana o Yurre, situados en la ribera opuesta del río Zadorra, realizando un paseo circular con inicio y salida en el mismo punto, junto a la carretera que parte a Yurre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s